posicionamiento SEO

¿Cómo ha cambiado el SEO en 2018?

El final de un año siempre es el momento oportuno para echar la vista atrás y repasar los últimos doce meses. En el caso del posicionamiento SEO, se trata también de un ejercicio más que interesante, puesto que nos puede ayudar a poner en perspectiva los cambios que han afectado en este tiempo a un sector tan cambiante, a constatar la evolución de las tendencias previstas e incluso a descubrir detalles relevantes que quizás habíamos pasado por alto. Te invitamos a echar un vistazo con nosotros a las claves que han marcado el devenir del SEO en este 2018 que ahora despedimos.

Grandes actualizaciones de Google

Como siempre, el rey de los buscadores no se ha quedado quieto en su permanente esfuerzo por optimizar los resultados que ofrece al usuario, con los consiguientes ‘deberes’ para los encargados de las estrategias SEO. Algunas de las actualizaciones y cambios son introducidas por Google de forma pública, como sucedió con la Speed Update de la que ya hablamos este verano en nuestro blog. Otras no salen a la luz hasta que los expertos empiezan a constatar sus efectos: un ejemplo notorio, por lo específico de sus consecuencias, fue la actualización de agosto apodada por la comunidad SEO como ‘Medic Update’. El nombre se debe a que los sitios web de temas médicos estuvieron entre los más afectados por los cambios, que parecían estar orientados a primar los contenidos rigurosos y verificados en temas delicados como la salud.

El search intent, cada vez más clave

En la línea de lo anterior, entre las predicciones de principio de año que irremediablemente se han confirmado está el persistente avance del gigante de Palo Alto hacia un modelo en el que prime ante todo el intent, el propósito o intención que tiene el usuario al hacer su búsqueda. Así, Google continúa ajustando sus sistemas para ofrecer a cada usuario un resultado que satisfaga lo mejor posible su consulta. En consecuencia, para poder ofrecer contenidos que cumplan con este requisito, se hace necesario avanzar hacia estrategias menos rígidas y contenidos más trabajados, así como primar las expresiones long tail que permiten orientarse a nichos más específicos de usuarios pero hacerlo con mayor éxito, más aún teniendo en cuenta la siempre creciente competitividad en este ámbito.

El momento de los asistentes de voz

Pocas o ninguna tecnología habían tenido un potencial tan grande para cambiar la forma en la que la gente realiza consultas en internet: los distintos asistentes de voz multifuncionales introducen una interfaz de interacción muy diferente a lo habitual, cuyo comportamiento sigue dando mucho que estudiar. Cabe tener en cuenta además las dificultades añadidas de la multiplicidad de dispositivos en el mercado y la vertiginosa evolución de un modelo que aún tiene mucho recorrido por delante. Está por ver si realmente se convierte en una fuerza dominante y de uso generalizado, pero de momento su ratio de adopción no deja de crecer: a la presencia de estos asistentes en smartphones o tabletas hay que añadir el rápido avance de los dispositivos dedicados o altavoces inteligentes. Un reciente estudio indicaba que tras la campaña de ventas navideña casi un 50% de los consumidores de EEUU tendrán uno en casa.

Indexación móvil, un paso más

En el lado más técnico de las cosas, y volviendo a Google, una iniciativa del buscador este año vino a suponer la confirmación definitiva de la preponderancia de la navegación móvil, con el reto que esto conlleva para una labor que se desarrolla desde la perspectiva del escritorio. En 2018, avanzó en su transición a la indexación móvil, lo que significa que el procesado de los sitios web que realiza Google se hace a través de las versiones móviles de las webs, incluso para los resultados de búsqueda que se ofrezcan en escritorio. La compañía confirmó hace solo unos días que este cambio ya se ha aplicado a más de un 50% de los sitios web.

¿Qué demanda el usuario?

Si bien al hablar de SEO el enfoque se suele centrar en cómo cambian los buscadores para tratar de ofrecer un mejor servicio al usuario y anticiparse a sus necesidades, cabe no perder de vista que las demandas del usuario también siguen su propia evolución, especialmente porque su experiencia no termina en el momento en el que hacen clic en un enlace. Teniendo en cuenta que cualquier estrategia SEO busca generalmente algún tipo de conversión, es imprescindible entender qué necesitamos para guiar al visitante desde el acceso a nuestra web hasta ese objetivo fijado. ¿La respuesta? Cada vez más, una información profusa y de calidad, que genere confianza al lector y satisfaga las dudas que pueda tener respecto al producto o servicio que le interese.

Si quieres permanecer atento a todas las noticias de interés que se sigan produciendo en este campo en el nuevo año, no dejes de seguir el blog de OptimizaClick. ¡Feliz 2019!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*