El contenido salva vidas… ¡y empresas!

generar contenido calidad

En las aventuras de Las mil y una noches, Sherezade logra mantenerse viva y alcanzar el perdón de Shahriar por su excepcional arte de narrar cuentos emocionantes y muy atractivos. De esta forma, el Sultán deseaba tanto escuchar sus seductoras historias cada noche que termina por no ejecutarla, como tenía planeado.

Aunque reforzar la importancia de generar contenidos de calidad parece ser una moda reciente por las constantes vigilancias de Penguin de Google, siguiendo antiguos ejemplos de la literatura universal, podemos comprobar que un buen relato ha cautivado a oyentes y lectores de todas las generaciones.

Una de las características más importantes de un blog es la fidelización de lectores, ya que la constante actualización con contenido útil y de calidad despierta y mantiene la atención de los usuarios. Es importante considerar que un blog es una excelente herramienta para difundir ideas, conceptos, novedades, opiniones, curiosidades… Además de ser un buen medio para generar tráfico, ya que los lectores suelen compartir los posts que les gustan.

La elaboración de contenidos es uno de los factores que determina la identidad de un sitio web y, principalmente de un blog en el que su lenguaje, muy diferente de la redacción corporativa, está caracterizado por un cierto grado de informalidad, sencillez y objetividad. Esto permite una mezcla perfecta entre información corporativa, promocional e informativa de forma más amena y perspicaz.

Aprovechamos la ocasión para ofrecer algunas sugerencias para actualizaciones atractivas y, a la vez, efectivas:

  • La extensión ideal de un post es de, aproximadamente, 350 palabras. Es muy difícil mantener la atención de lectores en internet si elaboramos un texto demasiado extenso.
  • Los posts que están organizados en puntos logran captar la atención de los usuarios por su carácter conciso. Es una buena estrategia ofrecer siempre algún texto que hable de los “5 mejores restaurantes de España” o “las 10 prendas que no pueden faltar en tu armario”, etc.
  • Aunque sea una redacción más informal, es importante cuidar la puntuación, sin excesos de mayúsculas, exclamativas, interrogativas o puntos suspensivos.
  • Debemos utilizar solamente palabras de significado conocido. Aunque las palabras menos conocidas pueden darle al texto un aire más sofisticado, también pueden lograr la pérdida de credibilidad de los lectores.
  • La elección de un título atractivo y preciso es el primer paso para conectar con nuestros lectores.
  • Se aconseja la utilización de estadísticas y ejemplos de textos de otras fuentes, siempre citando la fuente de la que proceden si no son de cosecha propia.

Lo que debemos tener muy claro es que generar contenido de calidad, así como ha salvado a Sherezade de una muerte segura, también puede redimir a nuestra empresa, tanto en la red como fuera de ella.

Y tú, ¿qué estrategias sigues para redactar contenido de calidad?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*