Marketing en Internet

La viralización de los juegos: Advergaming

advergaming

Independientemente del motivo que tengamos para fortalecer la marca de una empresa, encontraremos un mundo de posibilidades con las herramientas de marketing digital, siempre teniendo en cuenta que todas las acciones de marketing requieren estrategias apropiadas, meticulosamente estudiadas y proyectadas. Una táctica atrevida que suele proporcionar resultados increíbles es el Advergaming.

Leer más

Buzz marketing: el “zzumbido” del éxito empresarial

buzz marketingSi bien las estrategias de publicidad clásicas han demostrado su ineficacia en el mundo digital, las disciplinas nacidas al amparo del marketing de tercera generación siguen bebiendo de fuentes tradicionales para ser efectivas.

Es el caso del buzz marketing, también conocido como marketing de la “word of mouth”, que se basa en algo tan sencillo como la importancia del boca a boca en el mundo empresarial.

Numerosos estudios avalan la importancia de las recomendaciones de amigos y familiares a la hora de adquirir un producto o contratar un servicio. En el buzz marketing (que toma su nombre del inglés buzz, zumbido) la creación de conversación en torno a la marca es la clave. Esta generación de rumor implica la viralización natural de contenidos que se produce de manera espontánea, a iniciativa de los propios usuarios. Estos suelen ser jóvenes activos en las redes sociales, que actúan como líderes de opinión e incitan a la acción de compra o contratación.

Así, el buzz marketing no es más que el intercambio de información basado en la experiencia y tiene repercusiones muy positivas sobre el brand awareness, porque por cada buena opinión que transmite un cliente, la empresa gana un punto de confianza dentro de su target.

La confianza de los consumidores (hoy en mínimos históricos según la firma EPSI Rating Spain) es, pues, la primera ventaja del buzz marketing para las empresas, pero hay otra muy importante: la reducción de costes, dado que las campañas de marketing boca a boca están pensadas para que sean los propios clientes los que difundan la información, con el consecuente ahorro en inversión publicitaria online. Ahora bien, que ninguna empresa crea que el buzz marketing es gratis o se genera con sencillas tareas de blogging, mailing o posicionamiento en buscadores. Dado que el caldo de cultivo del buzz marketing son las redes sociales, exige una potente labor de community management y una óptima gestión de la reputación online, pero eso ya es otra historia…

La conversión de los fieles… a una marca

engagementCuando vamos a la tienda de la esquina y el tendero nos pregunta qué tal nos ha ido el día, nos informa de ofertas en productos que consumimos habitualmente o nos regala los oídos con algún piropo o cumplido, no se crean que lo hace porque es una persona atenta y un buen comerciante. ¡Nuestro tendero está poniendo en práctica herramientas de engagement! Bromas aparte, para que las empresas que venden productos y servicios tengan un público fiel, que se traduzca en ventas o nuevas relaciones comerciales (recurrentes, a ser posible), no basta con que tengan una web atractiva con mucho tráfico.

Lo que es verdaderamente vital es implicar a ese tráfico. Fidelizarlo y lograr que vean a la empresa como una parte de sus vidas. Un aliado o consejero fiel que les ofrece lo que necesitan y con cuyos valores e imagen se identifican. Eso es, grosso modo, una definición embrionaria de lo que es engagement. En el blog esturisti.co se defiende que no basta con que una empresa genere miles de “me gusta” con cada una de sus actualizaciones en Facebook. La clave, en este caso, orbita en torno al concepto de la interacción, es decir, la “conversación” continuada de manera fluida con la marca.

No cabe duda de que Facebook es una de las herramientas que más ha revolucionado la relación marca-cliente. Un mercado de 1.000 millones de usuarios no es, en absoluto, desdeñable. Las redes sociales dan acceso a las firmas a un sinfín de posibilidades de hacer llegar su mensaje al público. Sin embargo, esa ventaja implica un mayor esfuerzo. El usuario ya no es un consumidor pasivo que compra un producto a la venta sin más. El consumidor es, ahora, un prosumidor, es decir, un consumidor profesional que participa, critica y aporta valor.

En el engagement es imprescindible ofrecer contenido de calidad, relevante y actualizado (¡El contenido es el Rey!) en el marco de una web usable e intuitiva. Asimismo, es vital escuchar y dejar participar a nuestra audiencia. No sólo debemos ser nosotros (la marca) los que lancemos mensajes de manera unidireccional. Se debe establecer un diálogo abierto para permitir que nuestros clientes nos ayuden en el desarrollo de nuestra actividad. En DeMarketingOnline se añade la viralidad a esta triada de condiciones.

Y es que la relación cliente-empresa, empresa-cliente no es tan diferente de la que se establece en un matrimonio o un grupo de amigos. Como bien apunta Adolfo Jiménez en este artículo, el engagement es pura coherencia, compromiso y continuidad.

Marketing de contenidos, ¿una herramienta eficaz o una moda pasajera?

Diariamente, aparecen un montón de términos desconocidos sobre las nuevas tendencias en la red y en el marketing online: content curator, contenidos de calidad, web 2.0, etc. Un nuevo concepto que añadir a la larga lista es el marketing de contenidos ¿ha llegado para quedarse o es una moda pasajera?

Leer más