5 claves para posicionar tu web

¿Por qué no posiciono?

Existen más de 200 factores que intervienen a la hora de lograr posicionar por tu web. ¿Hay que tenerlos en cuenta todos? Evidentemente, no. Pero saber qué aspectos puedes mejorar fácilmente es sin duda el primer paso hacia el éxito: el posicionamiento SEO está a tu alcance.

¿Quieres conocer qué puntos puedes cumplir de manera sencilla para que Google te tenga en consideración a la hora de construir sus listas de resultados? Algunos de los requisitos no requieren de grandes conocimientos técnicos, pero sí es adecuado entender qué pretende el buscador y qué espera de tu dominio.

Para ello, vamos a explicarte en primer lugar cómo trabaja Google. Si recuerdas, el pasado mes de abril hablamos de la actualización del algoritmo del buscador por antonomasia (al menos, en España). Dicho método calcula dos puntos vitales de cualquier dominio: su relevancia y su autoridad.

La relevancia: ¿qué aporta tu web?

Si un usuario busca, por ejemplo, clases de baile en Málaga, espera encontrar exactamente eso.  Lo que te tienes que preguntar  es: ¿mi web responde a su pregunta? ¿Encontrará información útil al respecto? De entre todas las webs que ofrezcan contenido relevante, Google escogerá aquellas con mayor antigüedad, o con más contenido… Entonces entra en juego de forma palpable la optimización SEO.

¿Qué es la autoridad de dominio?

En SEO hablamos continuamente de este término, ¿pero qué es exactamente? La autoridad de dominio es un valor con el cual se mide la importancia de una web así como su fiabilidad frente al resto. Por ello es tan importante conseguir enlaces en webs fuertes ya que pasarán parte de ese respaldo a tu dominio, al igual que una web de dudosa fiabilidad pueden llevar al traste cualquier estrategia online.

¿Por qué no posiciono? Toma nota: 5 indispensables #SEO para tu web. Click Para Twittear

Entendido esto, podemos hablar de algunas claves para que tu web posicione mejor. Te presentamos 5 elementos sencillos pero útiles para el SEO:

1. Crea el sitemap. Se trata de un archivo que contiene las diferentes urls de tu web, es decir, las páginas que la componen, lo que ayuda a los motores de búsqueda a conocer fácilmente el contenido de un sitio. Si utilizas un gestor de contenidos no te costará encontrar un componente o un plugin que lo haga por ti. También puedes crearlo a mano y subirlo vía FTP a tu servidor, pero recuerda actualizarlo cuando haya nuevas páginas en tu web.

2. El robots.txt: enseña sólo lo que quieras. Existen páginas de tu web que no quieres que sean accesibles a través de los buscadores, como la página de administración, carpetas privadas o relacionadas con el funcionamiento de una aplicación… Utilizar el archivo robots.txt para decirle a Google qué partes de tu web no son accesibles. Algunos gestores de contenidos lo generan automáticamente, en cualquier caso recuerda que debe estar alojado en la raíz de tu sitio web.

3. Sé claro y utiliza urls amigables. La información que aportas no pasa sólo por el texto o las imágenes, también ha de estar presente en las direcciones de las páginas. Procura que las palabras clave adecuadas estén en cada una de ellas y que la estructura por carpetas sea clara. Evita en la medida de la posible aquellas urls que no aporten información al usuario o al propio buscador del tipo

www.tudominio.es/index.php?seccion=actualidad&id_noticia=14

y opta por algo como

www.tudominio.es/tu-palabra-clave

La diferencia se aprecia a simple vista: ¿verdad que recordarías con más facilidad la segunda? Para Google también es importante, así que tenlo en cuenta.

4. Las metaetiquetas, las grandes olvidadas. Tu web es lo que se ve, pero también lo que no se ve. Obviadas a menudo , no a pocos les da pereza pensar qué escribir en esos pocos caracteres, pero has de pensar que son muy importantes para la experiencia del usuario ya que aparecerán en los resultados de búsqueda. Las más importantes: title y description.

Las metaetiquetas se muestran en los resultados de búsqueda en Google.

 

5. ¿Estás conectado? Redes sociales, sí. Parece mentira, pero en los tiempos que corren aún mucha gente siente recelo por ellas. Una cosa es que no te guste actualizar tu Facebook personal con fotos de tu última parrillada, pero para tu empresa es vital hacerse ver y sentir, que tus usuarios interactúen y, por supuesto, que te conozcan cuantos más mejor. La gran importancia de las redes sociales para el SEO es su capacidad para difundir enlaces a gran velocidad y con una facilidad asombrosa. Para conseguir más tráfico, apuesta por ellas y decide en cuáles de ellas te interesa tener presencia en función de tu público objetivo y el carácter de tu negocio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*