La muerte del viejo SEO

El todopoderoso Google, que todo lo ve y lo sabe, cambia las reglas del juego constantemente en el maravilloso mundo del SEO. Al año, se estima que entre 500 y 600 veces cambia el algoritmo, lo que significa que lo que antes generaba y sostenía los rankings se convierte en una amenaza para los mismos.

Los dos cambios más destacados en el mundo del marketing online, en los últimos años, y que han originado el mayor cambio hasta el momento de Google han sido: el Panda, en febrero de 2011 y el Pingüino, en abril de 2012. Ambos hicieron estragos en los resultados de búsquedas, afectando a un montón de páginas de todo el mundo.

Realmente, ¿cuáles son las estrategias para SEO que sirven y cuáles no? Primeramente hay que tener claros los pilares básicos que en 2013 se premiarán: contenido de calidad, excelente usabilidad, diseño moderno y relaciones sólidas.

Contenido de calidad: tener una buena estrategia de contenido es fundamental. El contenido sí importa y hay que tenerlo claro de una vez por todas, ya que si no no conseguiremos nuestros objetivos. La calidad y la originalidad de los textos tienen que ser como el padre nuestro para un especialista en SEO o para cualquier persona que esté empezando.

La usabilidad: otro requisito esencial. Permite aprovechar al máximo tu página web. Todo lo que el usuario haga para mejorar el uso de su página web siempre será bienvenido. Mejorar la velocidad de tu página o quitar la publicidad, por ejemplo, son dos buenas maneras de empezar a aplicar la usabilidad.

El diseño: es tu carta de presentación. Alguien que no te conozca puede sacar muchas conclusiones simplemente al entrar en tu site. Si el administrador no se preocupa por el diseño de su página se puede sacar en claro que tampoco lo hace por sus clientes y usuarios. La usabilidad y el diseño son la clave para mejorar tus campañas de marketing.

Relaciones públicas: aunque parezca muy tópico, nos olvidamos de un detalle muy importante que ya se lleva utilizando desde hace muchos años. Sin relaciones es imposible garantizar el éxito de cualquier campaña de marketing digital. Es un activo que no se puede comprar de ninguna forma y que crea la diferencia.

Estas nuevas pautas lo que sí nos confirman es que el SEO no ha muerto, simplemente estamos ante una nueva era, más amplia y compleja. Todos conseguiremos posicionar nuestras páginas web si nos sabemos adaptar a los cambios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*