razones para tener un blog

Desmontando las excusas para no tener un blog corporativo

Seguro que cuando un cliente acude a tu negocio y te hace cualquier tipo de consulta tienes mucho que contarle. Seguro que tu trayectoria profesional te ha convertido en un experto en tu sector. Seguro que quieres ganar visibilidad en internet, salir en las principales posiciones de Google y ponérselo fácil a tus clientes para que puedan adquirir tus productos o contratar tus servicios.

¿Sabes que un blog puede ayudarte a conseguir todo eso?

Hay varias razones que esgrimen buena parte de las pymes como excusa para no contar con un blog corporativo.  En Optimizaclick nos las han contado en muchas ocasiones, pero siempre hay argumentos de peso para rebatirlas 😉 Estas son algunas de ellas:

Excusa nº #1: “No tengo nada interesante que contar”

Eso sí que no me lo creo. Estoy convencida de que cada día aprendes nuevas cosas sobre la gestión de tu negocio y la atención al cliente. Cosas que después comentas con colegas de profesión, amigos y familiares y que pueden resultar muy útiles a tus clientes si las compartes en un blog. Llegados a este punto quizá pienses: “Todo esto me parece muy bien, pero es que yo soy fontanero y no quiero aburrir a mis clientes con historias sobre tuberías, desagües y retretes”. En ese caso te invito a ir un paso más allá y a darle una vuelta a tu planteamiento.

Independientemente de tu sector de actividad, a la hora de crear una estrategia de contenidos eficaz SIEMPRE debes hacerte estas 3 preguntas:

  1. ¿De qué manera puedo resultar útil a mis clientes?
  2. ¿Cuáles son las dudas más frecuentes que me plantean?
  3. ¿Qué les puede resultar interesante?

Tomando el caso del fontanero como ejemplo, probablemente no resultaría interesante ni útil para los clientes hablar sobre cómo reparar la rotura de una bajante pero, sin embargo, sí sería positivo abordar los siguientes temas, que les encantan a los lectores de un blog corporativo:

  • Noticias de actualidad relacionadas con tu sector. Ej. Nueva app para elegir tu equipo de aire acondicionado
  • Información sobre ayudas y subvenciones. Ej. Plan Renove de Calderas Individuales
  • Consejos y recomendaciones para la vida diaria. Ej. Cómo detectar una fuga de gas en el hogar
  • Comparativas entre productos. Ej. Caldera de condensación VS. caldera bajo NOx. ¿Cuál elegir?
  • Nuevos productos o servicios. Ej. Descubre lo último en tecnología de suelo radiante
  • Ofertas, descuentos y promociones. Ej. 30% de descuento si cambias tu caldera con nosotros este invierno
  • Curiosidades y noticias divertidas. Ej. Los retretes más caros del mundo
  • Videotutoriales. Ej. Descubre en este vídeo como desatascar tú mismo una tubería

Excusa nº #2: “Soy de Ciencias y no se me da bien escribir”

Te entiendo perfectamente. También me hago cargo de que, aunque tengas mucho que contar sobre tu negocio, es probable que no se te dé bien, no te guste  o no te apetezca plasmarlo.

En cualquier caso, te invito a que lo intentes, porque escribir en tu propio blog es una experiencia sumamente enriquecedora, a nivel personal y profesional. Tendrás oportunidad de compartir todo lo que sabes y resolver las dudas de otras personas, que acudirán a tu blog siempre que quieran obtener información fiable. Además, a ojos de tus clientes te mostrarás profesional y comprometido, lo que te ayudará a fidelizar y generar engagement,

Si la redacción y la ortografía no es lo tuyo te invito a que convenzas a alguien de tu entorno cercano para que te eche una mano ayudándote a darle forma a los textos o bien que contrates los servicios de un redactor profesional, que puede escribir buenos artículos optimizados para buscadores a un precio razonable. Y si a pesar de todo, lo de escribir no te acaba de convencer, siempre puedes optar por grabar un podcast o un vídeo y subirlo a tu web.

 consumo videos

Excusa nº #3: “El tiempo que le dedico a mi blog es tiempo que no dedico a mi negocio”

Muchas empresas piensan que escribir en un blog es una pérdida de tiempo, pero nada más lejos de la realidad. Realmente estás invirtiendo en posicionamiento web e imagen de marca. Un blog puede ayudarte a vender más y no lo digo yo. Lo dice Google: la generación regular de contenido original, actualizado y útil te ayudará a escalar posiciones en los buscadores de manera natural. Además, si optimizas cada artículo para SEO estarás ayudando al posicionamiento orgánico de tu página web y serás más visible para tus clientes, que te encontrarán fácilmente cuando hagan una búsqueda por las palabras clave (keywords) que identifiquen a tu negocio. La ecuación es sencilla:

+ visibilidad en internet gracias a tu blog = + posibilidades de que adquieran tus productos o contraten tus servicios

Además, tener un blog mejora tu reputación online y es una herramienta clave en la generación de branding (proceso de hacer y construir una marca). De igual modo, es un elemento diferenciador y te ayuda a fidelizar a tus clientes, ofreciéndoles un valor añadido. Recuerda que, antes de que aparecieran las campañas altamente segmentadas y Google Adwords, se  bombardeaba a los usuarios con publicidad intrusiva,  así que… ¿por qué no hacer que identifiquen nuestra marca con información que realmente les aporte valor?

Excusa nº #4:“Si cuento todo lo que sé sobre mi sector estoy ayudando a mi competencia”

Libérate de esa idea que nada tiene que ver con la realidad. Internet es compartir información y conocimiento. Un negocio es tanto más fuerte en la Red cuanto más contenido interesante, útil y valioso sea capaz de compartir con los usuarios. Y desengáñate: por muchas cosas sobre tu actividad que expliques en tu blog, el profesional eres tú y, si eres bueno en lo que haces, tus clientes seguirán necesitándote. No importa si tienes un restaurante y compartes recetas en tu blog; si eres nutricionista y ofreces consejos sobre vida saludable o si eres abogado y abordas las consecuencias de las últimas novedades legislativas. Si te posicionas como un experto de confianza que, además, se preocupa por sus clientes, ellos seguirán acudiendo a tu establecimiento a degustar tus platos, a tu consulta para mejorar su calidad de vida o contratarán tus servicios jurídicos si es necesario. Compartir no te hace más débil. Más bien todo lo contrario.

Y ahora dime… ¿todavía crees que no merece la pena tener un blog donde compartas todo lo que sabes sobre tu sector?

Razones de peso para tener y actualizar un blog corporativo Click Para Twittear

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*