caso-de-exito3-32

Crea contenidos top para Facebook, Twitter y Google+

Aunque para muchas personas puede parecer una obviedad, la calidad de los contenidos es uno de los dogmas a seguir al diseñar una estrategia de marketing en redes sociales. Ten en cuenta que, hoy día, el usuario está saturado de información y que, por eso, tenemos que ser capaces de generar contenido que nos diferencie, que nos haga destacar por encima de los demás. Además, nos encontramos con un público cada vez más exigente y selectivo, con un olfato muy desarrollado para detectar contenidos de calidad. Eso es, entre otras cosas, lo que le animará a compartir lo que le hagamos llegar.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, tenemos que convertirnos en unos buenos estrategas en Social Media para aumentar la cantidad de leads. ¿A qué nos referimos con “lead”? Pues a quien ha facilitado sus datos de contacto a través del formulario de una landing page. Podemos ir ganando leads a través de anuncios o con un buen posicionamiento como el que te podemos ayudar a conseguir en Optimizaclick. Un lead es, dicho de otra forma, un cliente potencial que, gracias a una buena estrategia de contenidos, lograremos fidelizar.

¿A qué nos referimos con crear #contenidodecalidad? Lo cierto es que, aunque es un tema que ya abordamos en entradas anteriores de nuestro blog, nunca está de más incidir sobre ello. Un contenido de calidad es aquel que aporta valor a quien lo vaya a leer. Hemos de tener en cuenta que no todas las redes sociales son iguales y nuestra estrategia de marketing en redes sociales  tendrá que adaptarse a ellas. Mejorar nuestra marca personal, conseguir un beneficio económico directo o generar leads son tres de los objetivos que se marca quien fija como tarea ineludible crear contenido de calidad. En ocasiones un contenido aparentemente de calidad no atrae el tráfico esperado. Ahí nuestra maquinaria analítica tiene que funcionar a pleno rendimiento para detectar dónde está el fallo y qué es lo que hay que mejorar y corregir. Para ilustrar mejor esto que decimos vamos a cogerle prestada a Tim Soulo una de sus comparativas más eficaces en este sentido. El autor distingue entre contenido “compartible” y contenido “contagioso”. El objetivo es que el nuestro se ubique en la segunda categoría, es decir, que el receptor sienta la necesidad de compartirlo para que otros lo lean. Pero, ¿cómo escribir contenido que la gente quiera compartir? En marketing de contenidos lo primero es dar con una idea que funcione. En esta tarea nos puede ayudar Buzzsumo, una herramienta que, tras introducir una palabra clave en su buscador, busca los artículos que más se han compartido en redes sociales. Una forma de apostar por las que estén funcionando y huir de las que no lo estén haciendo. Esto nos dará la primera pista para ponernos manos a la obra con la creación de nuestro #contenidodecalidad. Otra forma de inspirarnos es navegar en las comunidades a las que recurren nuestros usuarios potenciales. Una vez que tenemos la idea seleccionada, hemos de poner más de nuestra parte para mejorarla. Para seguir avanzando en el a veces tan arduo camino de la inspiración hemos de leer los artículos del tema que estemos tratando y que posicionen en el top 3 en Google. Es una manera de hacernos con ideas que, sumando nuestra propia aportación, mejoraremos. Si por ejemplo queremos dar consejos es esencial justificar su eficiencia con datos tangibles y que inspiren confianza en el lector. Para que las cosas se entiendan mejor, una gráfica o una infografía siempre nos serán de gran utilidad. Además, convertirán nuestro contenido en algo mucho más ameno y agradable de leer.

alt="estrategia de marketing en redes sociales"

Respecto al título, no hay una regla escrita acerca de si es mejor escribirlo antes o después de haber creado el texto. Lo que sí te recomendamos es releerlo al menos un par de veces. Ten en cuenta que va a ser lo único que se muestre en muchas redes sociales y que muchas personas desecharán tu contenido sólo por no sentirse atraídas por el título. Introduce en él la palabra clave principal y recuerda no exceder los 70 caracteres, el máximo que Google muestra en los resultados de búsqueda. Según Dan Zarrella, investigador en el campo del marketing viral y los social media, apelar directamente a que se comparta un contenido anima al lector a hacerlo. Zarrella sostiene que añadir “comparte” o un término similar aumenta considerablemente la interacción en las publicaciones de Facebook.

Un calendario editorial te puede ayudar en tu #estrategiadecontenidos Click Para Twittear

En lo concerniente a la optimización SEO de tu contenido, también hay bastante tela que cortar. Tras elegir la temática, toca escoger las palabras clave (keywords) que atraigan tráfico. Una de las opciones es buscar en Google términos relacionados para hacernos una idea de las tendencias de búsqueda actuales. Con el Google Keyword Planner (Planificador de Palabras Clave) podemos conocer el tráfico aproximado de cada una de ellas. Acuérdate de usar variantes y sinónimos de las keywords que hayas seleccionado. Vete incluyendo las palabras clave en los diferentes elementos del contenido para que te ayuden en el posicionamiento. No es otra cosa que trabajar el SEO antes de meterte con la redacción del contenido. Cuidado con el Keyword Stuffing, es decir, con el uso excesivo de palabras clave. Estamos hablando de una técnica de spam penalizable por los motores de búsqueda. De todas formas, el límite entre lo que es Keyword Stuffing y lo que no depende de la parte que se esté analizando. Acuérdate de editar la URL eliminando artículos y preposiciones y separando cada palabra por guiones (-). Por supuesto, la URL también tiene que incluir la keyword. En las imágenes es importante usar nombres descriptivos.

Además de lo anterior, a la hora de conseguir crear #contenidostop para redes sociales es básico que tengamos siempre al lado un calendario editorial que irá de la mano de nuestra #estrategiadecontenidos. Esta herramienta nos ayudará a planificar nuestra presencia en redes sociales. Se trata de seleccionar los mejores contenidos para nuestra audiencia y marcar de antemano las fechas de publicación. Para crear nuestro calendario hemos de fijar antes de nada los objetivos de la campaña. El principal, como decíamos al principio, es atraer nuevos leads. Una vez tengamos los objetivos definidos, nos meteremos de lleno con los temas y las keywords para ir organizándolos en una hoja de Excell que tener siempre a la vista. Podemos incluso incluir títulos provisionales que luego, a la hora de ponernos a trabajar sobre el texto, iremos puliendo. En el caso concreto de Twitter, una forma de planificarnos es recurrir al principio de 80/20. Se trata de que el 80% de nuestros Tweets estén destinados a fomentar las interacciones con los seguidores (retweets, respuestas y me gusta). Es importante apostar por un estilo de comunicación cercano y original que nos diferencie. Para fomentar las respuestas directas es importante incluir una llamada a la acción clara.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*