Pagar o no pagar, esa es la cuestión. Usos para nuestro negocio de los sistemas de mensajería gratuitos

uso negocio sistemas mensajeria gratuitosNo sabemos lo que tiene la palabra gratis que a todos nos gusta y, cuando nos hablan de rascarnos el bolsillo, aunque sólo sea unos céntimos, la cosa cambia. Hace unos años, la aplicación de mensajería gratuita, WhatsApp, llegaba al mercado y revolucionaba a los usuarios, convirtiéndose en un medio de comunicación indispensable al ofrecer la posibilidad de enviar mensajes de texto ‘gratis’ de un smartphone a otro. Su hegemonía parecía indiscutible hasta que, hace un par de meses, la propia compañía anunciaba que iba a comenzar a pagar por su uso.

Desinstalarlo e instalarlo de nuevo, hacer una copia de seguridad, apagar el móvil durante un rato… son algunos de los trucos que muchos usuarios de WhatsApp han intentado para evitar, por todo los medios posible, acabar pagando los 0.89 céntimos que demanda. La negativa a pagar por un servicio que antes era gratuito y la desconfianza de realizar el pago a través del móvil son las razones que justifican la aparición de la competencia.

Line, que aspira a conseguir el trono que ostenta WhatsApp, viene pisando fuerte tras recurrir a los medios tradicionales (campañas publicitarias en televisión protagonizados por Michelle Jenner y Hugo Silva). Pero no es la única. De repente, han empezado a salir, hasta debajo de las piedras, aplicaciones de mensajería instantánea gratuitas, alguna con acento español como Spotbros. Aventurarse a decir cuál es la mejor de todas es muy arriesgado y depende de gustos, lo cierto es que su uso puede resultar beneficioso para nuestro negocio, aunque todavía se desconoce el alcance que puede tener.

Confirmar una reserva de hotel, recordar a un cliente la hora de la reunión, pedir cita en la peluquería o felicitar a un paciente. Éstas son algunas de las posibilidades que a simple vista ofrecen a las empresas los distintos sistemas de mensajería (WhatsApp, Line, Spotbros…) que utilizan los consumidores, convirtiéndose en una herramienta de marketing indispensable por varios motivos:

1.- Permite ofrecer una comunicación gratuita (o casi gratuita) y directa, estés donde estés y a cualquier hora del día. Ya no es necesario gastar dinero en una llamada para pedir un taxi o solicitar, en un momento puntual, una ambulancia.

2.- Su uso con nuestros clientes y el de ellos con nosotros es sinónimo de confianza. Hasta la fecha, son los más jóvenes y los no tan jóvenes, quienes hacen uso de estas herramientas para chatear con los amigos y conocidos.

3.- Además, tenemos la posibilidad de compartir el mismo mensaje al mismo tiempo con todos los contactos de nuestra agenda telefónica, avisándoles con un pitido de la llegada del recado, facilitando su visibilidad y aceptación.

Seguro que hay muchas más razones por las que el uso de estos sistemas de mensajería gratuita nos ayudaría a mejorar nuestra imagen y nuestro trato con el cliente.

¿Wasapeamos?