videomarketing

Cambia el chip a la hora de integrar el videomarketing en tu estrategia de contenidos

Que una redactora de contenidos afirme que una imagen vale más que mil palabras no deja de ser una buena pedrada contra su propio tejado, pero lo cierto es que no podemos negar la evidencia: necesitamos muchas palabras para transmitir todo lo que nos aporta una imagen.

Y si además resulta que esa imagen está en movimiento y tiene sonido, el resultado es una de las armas más poderosas con las que cuenta actualmente el marketing de contenidos. No aprovechar los múltiples beneficios que aporta el videomarketing sería como salir al campo de batalla dejando la artillería pesada en casa. Debemos rendirnos ante las infinitas posibilidades de una herramienta que está al alcance de cualquier marca o empresa. Eso sí, siempre y cuando seamos capaces de desterrar una serie de prejuicios que aún existen a la hora de utilizar vídeos en una estrategia de contenidos. En este post vamos a intentar que veas el videomarketing con otros ojos y nunca mejor dicho.

Como seguro que ya sabes, los internautas aman los vídeos. Y lo hacen hasta el punto que, hoy en día, el 78% del contenido que se consume en la red tiene ese formato. Sólo tienes que echar un vistazo al timeline de cualquiera de tus redes sociales y comprobar cómo la cantidad de vídeos que se comparten supera con creces a cualquier otro tipo de contenidos. Que el videomarketing haya ido ganando protagonismo en el mundo del marketing de contenidos resulta bastante obvio si tenemos en cuenta la naturaleza perezosa de la mayoría de los usuarios: consumir un vídeo resulta tan sencillo como dar al play y observar.

consumo videos

Olvídate de una vez por todas del anuncio de Coca-Cola #buscalautilidad

En la actualidad sigue habiendo muchas empresas que no incluyen vídeos en su estrategia de contenidos porque consideran que requieren una inversión muy alta. Y la televisión es la gran culpable de este pensamiento. Acostumbrados a ver anuncios en la pequeña pantalla, muchas firmas no son conscientes de que en Internet no se demandan spots sino videos web que aporten valor y y ofrezcan contenido útil. O si no, ¿cómo explicarías el éxito de los tutoriales? Para que te hagas una idea, Madisratt, una abanderada del DIY, ha realizado un tutorial doméstico sobre cómo pintarse los labios con pinturas escolares y el vídeo en cuestión lleva la friolera de 3 millones de reproducciones.

Olvídate de las superproducciones y los planos cenitales imposibles. Estudia a tu audiencia y dale un contenido en forma de vídeo al que le pueda sacar partido y estará esperando tu próxima publicación como agua de mayo.

Un vídeo viral no nace, se hace #buscaelinterés

Otro de los grandes prejuicios que existen relacionados con el videomarketing es pensar que un vídeo, por el hecho de tratarse de un contenido audiovisual, se va a convertir en viral. Y cuando no es así, se produce la gran decepción.

El objetivo del videomarketing no tiene por qué ser siempre alcanzar esos niveles de popularidad. Basta que incremente ligeramente tu nivel de conversión (se trate de compras, contactos o clientes) para que haya merecido la pena utilizarlo y saber que vas por el buen camino. Sí es cierto que lo vídeos son más susceptibles de ser compartidos pero siempre y cuando los usuarios consideren que tienen un contenido digno de serlo. Tus mejores embajadores son tus seguidores, preocúpate de darles un contenido que les interese y ya verás cómo la viralidad viene sola.

viralidad

No pienses que el ciclo de vida de los vídeos es tan breve #buscaelrecuerdo

Este es otro de los grandes errores que se cometen a la hora de pensar en el videomarketing: asociar su rápido consumo con su rápido olvido, cuando lo cierto es que el vídeo online es el formato más efectivo de cara a mejorar el engagement y el recuerdo dentro de una comunidad. Y aún lo será mucho más si se trata de vídeos que apelen a una emoción que en ocasiones resulta difícil explicar con palabras.

Un vídeo permite recrear experiencias de compra offline, explicar un producto de manera más creativa o consolidar una imagen de marca. Está demostrado que aunque un usuario puede no recordar a la perfección un vídeo web, el 80% de ellos recuerda mejor una marca si ha consumido alguno de sus vídeos de empresa.

Está demostrado que el 80% de los usuarios recuerda mejor una marca si ha consumido alguno de sus… Click Para Twittear

Ahora bien, no pretendemos que te dediques a hacer vídeos sin sentido ni que abandones el contenido textual en tu estrategia de marketing digital. El éxito del videomarketing reside en saber integrarlo dentro de una estrategia de contenidos global en la que tienen que seguir teniendo cabida todo tipo de recursos.

Igualmente, calendarizar y tener una planificación que marque la periodicidad de las publicaciones, compartir los vídeos con acierto en las redes sociales corporativas y ser capaz de reciclar algunos de ellos, son aspectos que en Optimizaclick tenemos en cuenta a la hora de realizar aquellas estrategias de contenidos en las que utilizamos el videomarketing. ¿Quieres saber cómo lo hacemos? ¡Llámanos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*