servicios de marketing online

6 errores frecuentes que las agencias de marketing online no deberían cometer

Dicen que en casa del herrero cuchillo de palo. Uno de los errores más habituales en una agencia de marketing online es olvidarse de su propia estrategia para promocionarse. Todos cometemos errores, eso no es discutible, lo importante es aprender de cada desatino para poder mejorar y crecer como compañía. Cada día nos enfrentamos a un trabajo cambiante,  evoluciona a un ritmo vertiginoso, y nos obliga a reciclar nuestros conocimientos de forma continua. Precisamente por este motivo es sencillo equivocarse, errar en una decisión o tener una visión distorsionada de la realidad.

No me malinterpretes, no estoy diciendo que los servicios de marketing online sean un desastre, sólo que equivocarse es una cuestión inherente al ser humano. Cada error es una lección con la que aprender y una oportunidad para rectificar, que ya se sabe que es una virtud de los sabios. Si te dedicas a esto seguramente sabrás de lo que hablo y, sino, que tire la primera piedra quien esté libre de pecado.

agencias de marketing online

Desde nuestra experiencia queremos repasar los errores de marketing más comunes de las agencias, fáciles de detectar y que es necesario subsanar.

1. No ajustar los presupuestos

Aunque el marketing online ha ganado relevancia con el paso de los años, todavía muchas empresas se deciden a probar tímidamente. Es decir, no se tiran a la piscina de cabeza, sino que prefieren tentar primero el agua. Es totalmente comprensible, pero el presupuesto debe de ser acorde a los objetivos que se pretenden conseguir. Hablamos de acciones “relativamente” nuevas y, todavía, es habitual que a los clientes les cueste invertir en algo intangible como es Internet. Nuestra labor es explicarles cómo funciona el juego, ser sinceros con ellos y hacerles entender que deben ver este gasto como una inversión que, en la mayoría de los casos, requiere de cierto tiempo para afianzarse y generar resultados.

2. Falta de comunicación entre departamentos

La tarea que nos ocupa es muy amplia y aglutina diferentes tareas especializadas, que son gestionadas por profesionales con cualificaciones muy diversas. Desde la creación de una página web o la compra de un dominio, pasando por una estrategia SEO o SEM, el desarrollo de contenidos de calidad o la gestión de las redes sociales. Uno de los errores más habituales en las agencias es entender estos trabajos como estancos, pero lo cierto es que deben unificarse para ofrecer una solución integral al cliente que le permita alcanzar los mejores resultados.

3. Problemas con los contenidos

Seamos realistas, las pautas las marca Google. Podemos contar con eminencias en el ámbito de la comunicación, pero debemos adaptar nuestros textos a los requerimientos del gigante de las búsquedas para conseguir que nos tenga en cuenta. El objetivo está claro: conquistar el top ten. Nos adaptamos a la evolución del algoritmo de esta multinacional estadounidense, que se modifica cada poco tiempo traspapelando todo lo aprendido hasta el momento !otra vez a empezar!

Uno de los problemas más frecuentes es que los textos sean cortos, para entendernos mejor, si un texto no cuenta con 300 palabras para Google no existe. Otro fallo común es realizar contenido audiovisual y publicarlo sin más. Para que los robots de los buscadores lo indexen es necesario realizar diferentes acciones de SEO, como introducir una pequeña descripción o las keywords que nos interesa posicionar.

El otro hándicap de los contenidos es la duplicidad, ya que penaliza al posicionamiento SEO. Una consultora de marketing digital no va a copiar los contenidos, pero podemos caer en errores absurdos como subir un video con el mismo texto que un artículo en el blog o no revisar contenidos anteriores que caen en este fallo. Por ejemplo, muchas empresas incluyen la descripción de un producto utilizando el texto del fabricante, este último puede tener ese mismo texto publicado en su web e, incluso, otras empresas pueden haber hecho lo propio. Resultado: contenido duplicado.

4. Apostar por las redes sociales punteras

Hay muchas más redes sociales de las que puedas imaginar, todos conocemos Facebook o Twitter, pero ¿sabías que hay una red social para amantes de los perros? Es cierto que si apostamos por las que son tendencia tendremos acceso a una mayor audiencia, pero lo importante es segmentar y llegar a nuestro público objetivo. Por esta razón, no hay que cerrar ninguna puerta, habrá que hacer un estudio exhaustivo para saber qué red se adapta mejor a las necesidades de cada cliente.

5. Excedernos en las publicaciones

Somos ambiciosos, queremos publicar mucho y cuando comenzamos un nuevo proyecto hacemos calendarios con una frecuencia de publicaciones elevada, en algunas ocasiones el flujo es demasiado alto. Hacemos nuestros calendarios y todo parece ir sobre ruedas, pero en algún momento nuestras fuerzas pueden flaquear y suponer un problema. Y, sobre todo, supone el riesgo de aburrir a la audiencia. Partimos de la base de que los contenidos deben ser de calidad, por lo que vale más escribir menos y bien que mucho y regular.

Facebook, por ejemplo, tienes sus propios mecanismos para desactivar las notificaciones a un usuario que no interactúa con tu página. Si tú publicas algo varias veces al día los fans pueden llegar a aborrecer la marca y no interactuar más con ella.

Una vez más, la clave para conseguir nuestros objetivos es crear contenidos de calidad que enganchen a los usuarios, que generen conversación y evitar ser cansinos.

6. Obsesionarnos con conseguir visitas

Sin duda, es una de las cuestiones que más preocupa a los clientes, entre sus objetivos siempre está conseguir más visitas. Evidentemente, es un dato positivo, una señal de que se están haciendo bien las cosas. Sin embargo, las visitas no siempre se traducen en ventas. Podemos contar con un contenido buenísimo que ha atraído a muchos internautas a nuestra site, pero que no ha generado conversiones. Más que incrementar el número de impactos, nuestra meta debe ser generar visitas de calidad. Captar la atención de nuestros clientes potenciales y que nos tengan como referencia para satisfacer sus necesidades.

Conocer los errores más frecuentes en marketing online es la mejor forma de evitarlos Click Para Twittear

Seguramente, se te habrán ocurrido muchos más fallos a lo largo de este post, desde OptimizaClick te invitamos a que los compartas con nosotros. Este es un buen momento para analizar lo que no hacemos bien y ya que estamos en época de hacer listas con propósitos para el año nuevo, vamos a añadir uno más: enmendar nuestros errores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*